01 julio, 2010

DON ISAAC FULOP BRAIMAN

DON ISAAC FULOP BRAIMAN

... Hizo de 1972 el Año más Exitoso de la Historia Galvista!


In memoriam

Isaac Fulop Braiman
29.04.1932 - 12.11.2005
(Foto: Cortesía de Miguel Koo Chía)

Mayo de 1971 es un momento clave en la historia del José Gálvez FBC de Chimbote. El equipo de la Franja Roja participa con éxito en la Copa Perú e ingresa al descentralizado. Fue tiempo, por lo tanto, de prepararse orgánicamente para la gran liga mayor y enfrentar a la flor y nata del futbol profesional peruano.

Don Manuel Arellano Pesantes era presidente interino de la institución galvista en ese entonces, y se necesitaba refuerzos. Es así como un hombre que en 1967 había sido presidente de la directiva, asume por segunda vez las riendas del cuadro chimbotano. Se trata de don Julio Gallegos Muñoz. Y con él llega un poderoso industrial pesquero que estaba casado con su hija, y a quien se le nombra Presidente Honorario del equipo. Su nombre: Isaac Fulop Braiman.

Don Julio Gallegos Muñoz,  junto a  Epifanio  Rodríguez en
San  Rafael,  Ambo,  Huánuco  en mayo de  1970 cuando el
José Gálvez FBC  viajó a enfrentar al  León de Huánuco por
            la Copa Perú 1970  (Foto: Cortesía de Miguel Koo Chía)               
 
Don Isaac Fulop era ampliamente conocido en la pesca industrial de Chimbote. Fue dueño de la Fábrica Neptuno, del varadero Cabo Buena Esperanza ubicado en la zona industrial del 27 de Octubre, de la empresa de Construcciones y Reparaciones Marinas S.A. (COREMASA) también situada en el 27 de Octubre, de la compañía Industrial Pesquera Matarani S.A. (INPEMASA) establecida en el puerto peruano de Ilo, además de varias decenas de embarcaciones pesqueras. 

Estadio Vivero Forestal de Chimbote. 1968
Isaac Fulop y su señora  “Pocha” Gallegos
de  Fulop.  Las  "mascotas"  Julio  Arellano
Nakayabu y  Dante Gallegos Blank.  Con el
"8" en la espalda aparece Ismael “Pajarito”
      Morillas  (Foto: Cortesía de Felipe Fulop)         


Una vez al frente del equipo chimbotano, Isaac Fulop nombra como delegado a don Moisés Zaidman, y juntos se convierten en un tándem de polendas que en 1972 trae éxitos y gloria al cuadro de la Franja Roja. Es el año cuando el Gálvez se convierte en grande entre los grandes. Consagrados players llegan a Chimbote para vestir la casaquilla galvista. César Cueto, Otorino Sartor, Luis La Fuente, Tito Elías, Rubén Techera, Demetrio Mazzo, y un largo etcétera, forman parte de este rutilante desfile de estrellas.


Chimbote-Perú.  Años '70.   Entre  otros: Isaac  Fulop,  
“Pocha” Gallegos de Fulop, y Mirella Tseer, esposa de 
                          Moisés Zaidman (Foto: Cortesía de Felipe Fulop)                                

1972 es el año cuando el Gálvez campeona en el torneo profesional para los equipos de provincias denominado “Petróleos del Perú”, e ingresa a la liguilla pre-libertadores donde estuvo a punto de clasificarse para el gran torneo continental. Es el mismo año en que el Gálvez intentó contratar al “Nene” Teófilo Cubillas, y todas las mañanas los grandes periódicos limeños anunciaban la inminente contratación galvista de estrellas nacionales como Héctor Chumpitaz, o continentales como el sensacional goleador argentino Luis Artime. Indudablemente fue también una época de exageraciones. El Gálvez hacía y vendía noticia. Y los periódicos multiplicaban desmesuradamente los planes y proyectos del equipo chimbotano.


Los años setenta en  Chimbote. Isaac 
Fulop y “Pocha” Gallegos de Fulop. 
(Foto: Cortesía de Felipe Fulop)

1972, en fin, es el año en que la inyección económica y la visión de Isaac Fulop puso al Gálvez arriba entre los mejores. ¿Pero quién fue este industrial pesquero en su dimensión humana?

Don Isaac Fulop Braiman nació el 29 de abril de 1932 en la ciudad de Barranquilla, Colombia. Su padre fue húngaro y su madre fue rumana, ambos inmigrantes se conocieron en tierra colombiana. La familia se muda al Perú en 1935 debido a que la madre tenía familiares establecidos en Lima. El joven Isaac inicia sus primeros estudios en la Escuela América del distrito de La Victoria.

En agosto de 1965, Isaac Fulop contrae matrimonio con doña Gladys Gallegos Benavides, más conocida entre familiares y amigos como “Pocha”, e hija de don Julio Gallegos Muñoz, presidente del equipo galvista en 1967 y también en 1971. Fruto de este matrimonio la pareja tiene un hijo, a quien nombran Felipe.

Vivero   Forestal  de   Chimbote-Perú.
Familia Fulop: Isaac, “Pocha” y Felipe 
(Foto: Cortesía de Felipe Fulop)

Don Isaac Fulop fue un amante de los tangos de Carlitos Gardel y los grandes intérpretes argentinos. Se conoce también que un día encontró en las calles de Chimbote a una perrita de grandes habilidades circenses, e incluso se llegó a pensar que se había escapado de un circo, pero en realidad la perrita no tenía dueño, y don Isaac la adoptó como mascota. E, indudablemente, se sabe que gustó de las carreras de caballos, y fue legendaria la famosa controversia desatada cuando reclamó haber ganado la Polla hípica y no le quisieron pagar el premio. Felipe Fulop, hijo de don Isaac, entrevistado para fines de este relato nos contó lo sucedido. Y, al parecer, los hechos se habrían desarrollado de la siguiente manera:

Era un tiempo cuando las apuestas no estaban computarizadas, y hubo un problema de tipo matemático al establecerse los resultados. Don Isaac se dio cuenta que había acertado todos los resultados, y solicitó cobrar su premio, pero no se lo pagaron. Ante tal situación convocó a una conferencia de prensa para expresar su descontento. Algunos años después, hacia 1987, don Isaac se encontraba despachando en sus oficinas de la Av. Primavera en Lima, y un cliente ingresó a su despacho. El cliente, al ver a don Isaac le preguntó “Oiga, señor Fulop ¿finalmente le pagaron lo de la Polla que usted jugó hace años?” Y don Isaac le respondió que nunca recibió ni un sol.

Don Isaac Fulop Braiman fallece en la ciudad de Lima, el 12 de noviembre del año 2005. Sus restos mortales se encuentran sepultados en el Cementerio Israelita de Lima.


Isaac  Fulop  aparece en una
de  sus  fábricas   pesqueras.
(Foto: Cortesía de Felipe Fulop)

Retomando el relato de la brillante campaña galvista de 1972, debemos anotar que en 1973 se produce un evento importante dentro de la vida política nacional que determinó el apartamiento de don Isaac Fulop del José Gálvez FBC. Entonces gobernaba el Perú la Junta Militar de Gobierno encabezada por el Gen. Juan Velasco Alvarado. Ese año, el gobierno expide una serie de dispositivos legales por los cuales se estatizan las embarcaciones pesqueras anchoveteras, las plantas procesadoras de harina y aceite de pescado, y demás activos de las empresas privadas dedicadas a la industria pesquera. Toda esta capacidad de flota y fábrica es entregada en propiedad a la empresa estatal Pesca Perú.

Consecuentemente, don Isaac Fulop pierde sus propiedades en Chimbote y en el litoral peruano, y queda desligado de la industria pesquera. Y se desvincula de Chimbote, y del José Gálvez FBC.

Felipe Fulop nos cuenta esta parte de la vida de su padre, de la siguiente manera:

Mi papá tenía una obsesión con la película ‘La Aventura del Poseidón’ y constantemente la mencionaba. El día que mi papá se enteró de la nacionalización de la pesca, él se encontraba en Lima, y en vez de deprimirse se metió al cine a ver la película, y solía decir ‘Esa película me hizo mucho bien, yo no me podía derrumbar por haber perdido algo material, así que me metí a ver una tragedia mucho peor que la que yo estaba viviendo y eso me hizo ver que mi problema no era tan grave como el de otras personas en el mundo’”.


Av. Santa Nº 360 Urb. Buenos Aires - I Etapa, Nuevo
Chimbote-Perú. En este inmueble vivió Isaac Fulop.
                           (Foto: Cortesía de Miguel Koo Chía)                                   

Durante la década de los setenta, cuando esta historia se desarrolla en Chimbote, Felipe Fulop era un niño. Y preguntado si tenía algún recuerdo de nuestro puerto, Felipe responde:

Solamente tengo tres recuerdos inconexos: de noche en una fábrica, supongo que Neptuno u otra, y viendo que mi papá prendía un nuevo cigarrillo con la colilla del que acababa de terminar. Otro recuerdo es encontrarme en una casa cuadrada.  Y por último, el más inocente: querer caminar y caminar por una calle hasta poder alcanzar el sol que ya se estaba ocultando”.


(Fuente: Suplemento Dominical del diario La
Prensa, Lima-Perú,  del 6 de febrero  de  1972)

New Hampshire, USA
29 de Abril del 2011
Agradecimiento especial:
Han colaborado en la recopilación de información para esta semblanza: la familia Fulop, el señor Miguel Koo Chía, y el equipo de colaboradores en Perú adscritos a este blog.

NOTA:
Si deseas dejar un  comentario ten en cuenta lo siguiente: debajo del recuadro para los comentarios aparece una opción que dice “comentar como”. Acá sólo debes seleccionar la opción que dice “nombre” y en este recuadro escribe tu nombre (Deja el recuadro URL en blanco) Si todo esto te parece muy complicado, entonces escribe tu comentario en un e-mail y envíalo a: edquevedo@yahoo.com

Los comentarios van primero al Editor, antes de ser publicados.

22 comentarios:

  1. Marco Antonio Arroyo Benites29 de abril de 2011, 06:45

    Eduardo,
    No hay nada mejor que empezar la mañana leyendo uno de tus artículos. Nuestro querido José Gálvez hizo historia los años ’71, ’72’ y ’73, especialmente en 1972. Ganamos a nivel nacional la Copa Petroleos del Perú, y por un “pelito” no nos clasificamos a la Copa Libertadores de América, y todo gracias al apoyo económico del “gringo” Fulop.

    ¿Te acuerdas que ese año a la salida del colegio nos íbamos al local del Gálvez para mirar a los jugadores y a las vitrinas llenas de trofeos? Fueron buenos tiempos. No me canso de decirte que admiro mucho tu blog.
    Tu hermano de toda la vida: Marco Arroyo.

    ResponderEliminar
  2. Marco:
    Era el año 1973, teníamos 12 años de edad y hacíamos el primer año de secundaria en el Colegio San Pedro. Terminábamos de hambre el día escolar, y en lugar de irnos a casa para almorzar, caminábamos a la concentración galvista para ver a nuestros ídolos.

    Este local era propiedad del ex director del Hospital La Caleta, Dr. Manuel Urcia Galicia, y estaba ubicado en el Jr. Libertad 642 - Miramar Alto. Ahí, con asombro e inocencia mirábamos el imponente trofeo “Petróleos del Perú”, pero no sólo eso, también a los jugadores saliendo de las duchas cubiertos con sus toallas y tirándose unos a otros las toallas mojadas. Tienes razón, fueron buenos tiempos.
    Eduardo

    ResponderEliminar
  3. Estimado Eduardo:
    Este Blog sigue su ascensión progresiva, cada artículo es una delicia intelectual, no solo por el rigor con el que escribes, sino porque nos traslada a una determinada época de nuestras vidas con el recuerdo de personajes admirables.
    Isaac Fulop fue un empresario que entregó parte de sus ganancias al José Galvez, generoso en las formas, fue un filántropo que dedicó su tiempo y sus recursos, para engrandecer la imagen de nuestra ciudad y de su club emblema, esta prosa lleva gratitud a tanta nobleza, virtud que ha heredado su hijo, que comenta anécdotas de su padre con tanta bondad.
    Confieso que he disfrutado con este justo reconocimiento a una persona que nos brindó felicidad a través del club que apoyó, también me ha permitido recordar a Dante Gallegos, gran amigo, un adolescente (entonces) que llevaba la alegría como estandarte y que navegaba siempre en la felicidad.
    A la familia Fulop nuestro agradecimiento por donar estas remembranzas, a Miguel Koo Chia, por ser un sempiterno investigador de los hechos que marcaron la historia de nuestra ciudad.
    A ti Eduardo, nuestra satisfacción, porque eres un rapsoda que versa sobre la trascendencia histórica de un pueblo y sus personajes que engrandecieron su historia.
    Abrazos.
    Motta.

    ResponderEliminar
  4. Fernando Bazán Blass29 de abril de 2011, 07:11

    Eduardo,
    felicitaciones por incrementar en esta generación el conocimiento del pasado deportivo, claro, eres un hincha, pero el Gálvez, le queda en segundo lugar a los que somos del Unión Juventud, club de mi barrio, que siempre le salió al encuentro y paró a los "caras sucias". Continuamos con el equipo en primera división. Ese es deporte de barrio, del barrio del Zanjón. Fui presidente de la Liga de Fútbol de Chimbote 1974-1977. Unión Juventud llegó a la finalísima en 1994 en el estadio nacional. Gálvez no da pie con bola hoy por hoy. Femarey.

    ResponderEliminar
  5. Excelente conocer estos detalles... Particularmente soy de la Segunda Ola Galvista... Felicitaciones Eduardo

    ResponderEliminar
  6. Marco Antonio Arroyo Benites29 de abril de 2011, 18:07

    Eduardo,
    Hay una versión que todavía circula en Chimbote en el sentido de que la Lancha-Museo “San Pedrito Pescador” que se exibe en el Vivero Forestal habría pertenecido al “gringo” Fulop. ¿Qué sabes de eso?
    Marco

    ResponderEliminar
  7. Marco:
    Yo también conozco la misma versión. Durante el proceso de escribir el presente artículo consulté a diversas personas acerca de este punto, pero no pude obtener una confirmación ciento por ciento oficial, razón por la cual no lo incluí en el artículo. La idea es la siguiente: esta embarcación se llamó inicialmente INPAMESA 30 (INPAMESA fue también el nombre de una de las empresas de Fulop) y tenía una capacidad de 350 TM., nunca salió a la mar porque la estatización de 1973 interrumpió su construcción. El año 2000 el Ministerio de Pesquería donó esta embarcación al Obispado de Chimbote para su uso como museo en el Vivero Forestal.

    Mi amigo Miguel Koo Chía fue Jefe de Operaciones del Vivero Forestal durante la época de la donación. Le vamos a pedir que nos amplíe este punto.
    Eduardo

    ResponderEliminar
  8. MIGUEL A. KOO CHIA29 de abril de 2011, 20:07

    Estimado Eduardo.
    Al igual que muchos comentarios que me anteceden, me he quedado gratamente sorprendido por esta crónica, con la que una vez más nos deleitas. Con referencia a la pregunta de la Lancha Museo del Vivero Forestal agrego que, entre los años 2000 y 2001, efectivamente fui Jefe de Operaciones del primer Centro Ecológico, Turístico y Recreacional de nuestra ciudad. El año 2000 monseñor Luis Bambarén empezó a gestionar ante el ministro de pesquería de ese entonces Dr. César Luna-Victoria León la transferencia de esta lancha para fines educativos y recreativos, siendo convertida en la Lancha Museo “San Pedrito Pescador” el día de su inauguración, un 29 de Junio de aquel año, gracias al aporte de Telefónica é instituciones locales.
    En aquellas épocas, Yo sin ser erudito en embarcaciones, fungí de guía de la Lancha Museo durante los primeros meses y recuerdo que lo primero que decía, que era una embarcación de madera de 300 toneladas que se llamó IMPEMASA 30. Hace poco, intrigado por el artículo que estabas preparando visité a don Manuel Arellano Pesante, quien me confirmó esa versión, que se trataba de una de las últimas lanchas que mandó construir el industrial Isaac Fulop, pero que nunca salieron a la mar, pues varias de ellas, se quedaron sólo en “casco” (armazón)
    Luego consulté con mi amigo Cono Nicosia del Valle, un antiguo vecino de Buenos Aires, el mismo que me confirmó la versión de Manuel Arellano, añadiendo que tuvo el privilegio de laborar más de 17 años con Isaac Fulop entre Chimbote y Matarani y que luego de la estatización de la pesca en 1973 todo se paralizó.
    Del mismo modo, acudí al Ministerio de Pesquería – Chimbote, donde mi amigo y antiguo funcionario Flavio Napán, me confirma que se trata de la IMPEMASA 30, pero que no conservan documento que avale esta información, pues esta donación fue un convenio directo entre el Ministerio de Pesquería, atreves de la desaparecida empresa estatal Pesca Perú y el Obispado de la Diócesis de Chimbote
    Por último, acudí al propio Vivero Forestal, donde el actual gerente Miguel Cámara Villanueva me dio la ingrata noticia que el presidente del Directorio Jesús Butrón Treviños renunció en noviembre del 2010, tras 14 años en el cargo, desconociendo los detalles de la Lancha Museo, pues recién tiene poco tiempo en el cargo.
    Gracias por permitirme ser parte de tu proyecto, gracias al amigo Rolando Lucio por su gentil comentario. Espero haya podido aportar algo más a la historia de don Isaac Fulop
    Un abrazo a la distancia.
    MIGUEL A. KOO CHIA

    ResponderEliminar
  9. Siempre acostumbrado a comentar con agrado los artículos y relatos que Eduardo nos brinda, en esta ocasión no puedo ser objetivo, por el tema tan cercano a mi persona, solamente puedo darle públicamente mi eterno e infinito agradecimiento a Eduardo por haber tomado en cuenta la personalidad de Isaac Fulop, mucho más el que publicase su artículo en el día que cumpliría años de seguir entre nosotros. Igualmente agradezco muchísimo a todos aquellos que con sus comentarios mantienen viva la memoria de Isaac Fulop, y otro gran agradecimiento al Sr. Rolando Lucio por las palabras que a mí me tocan, las cuales no merezco. Tomaron algunos meses desde que Eduardo y este servidor nos pusimos en contacto en la red para que, finalmente, ahora puedan leerlo Uds.
    Muchas gracias a todos.

    ResponderEliminar
  10. Jorge Vásquez Hanada30 de abril de 2011, 19:40

    HOLA EDUARDO, ME GUSTO MUCHO TU ARTICULO SOBRE DON ISAAC FULOP, ME AGRADA SABER QUE COMPARTI EL MISMO SALON DE CLASE EN EL COLEGIO CON UN ESCRITOR COMO TU. JORGE.

    ResponderEliminar
  11. Jorge García Blanck1 de mayo de 2011, 10:47

    Gracias por este magnífico Blog, tuve el honor de vivir esos momentos y años directamente, a la edad de de doce años, Don Julio Gallegos, (Mi abuelo) me llevó por todas las ciudades donde jugaba el José Gálvez, para ganar el anhelado ascenso por la copa PERU y por ende a la Primera División. Me acuerdo mucho de Chalaquito Alva, con quien estuve mientras descansaba en Trujillo de una lesión esa tarde perdimos con el Carlos Manucci, también mi gran amigo Calaco Gutierrez con quien jugábamos en Buenos Aires luego que se retirase por una grave lesión. En la una de estas fotos sale mi recordado hermano Dantito quien falleció en Miami, junto al hijo de Manuel (Lechuza). Hablar de Isaac se puede decir mucho pero para mí lo más importante es que a diferencia de Luis banquero quien promocionó al Defensor Lima, Isaac lo invertió en Chimbote, ciudad que tanto nos dio.
    Un fuerte abrazo a todos.
    Jorge García Blanck desde Valencia España

    ResponderEliminar
  12. Víctor Raúl Arellano Salazar1 de mayo de 2011, 16:13

    No podría eximirme de comentar este artículo, ubicarme en el año 1973, o mejor, en la década del 70 es crucial para mí, es la época de forja de ideales. Eduardo, tu eras un niño camino a la pubertad, y el suscrito un púber en los límites de la adolescencia y juventud, de fútbol hablaría del CAYSA de Chulucanas o el Atlético Grau de Piura.
     
    Sin embargo leer a Eduardo y contrastar la vida de Isaac Fulop, mecenas del futbol chimbotano y mentor del José Gálvez  con la realidad nacional de ese momento, el gobierno revolucionario de Juan Velasco propicia ver la trama del lado humano y la decisión política de ese entonces.
     
    Saber que don Isaac, enterado de la decisión de la estatización de la industria pesquera acuda a ver una película de la que muchos fuimos espectadores novedosos para, de ella, asumir un nuevo punto de partida en su vida dice mucho de la entereza de este hombre que las circunstancias lo pusieron en la vida del Gálvez para que le otorgue prestancia, presencia, notoriedad, interés nacional como contribución a la popularidad del equipo calero que retribuía  con gallardía y pundonor el esfuerzo al ingresar a la cancha.
    V.R. Arellano Salazar

    ResponderEliminar
  13. Augusto Saavedra2 de mayo de 2011, 17:05

    Hermosa remembranza de una epoca que permitio a todo un pueblo soñar con cosas aparentemente inalcansables en su epoca. Justo homenaje a un señor que permitio hacernos soñar y vivir con pasion y esperanza a traves de una actividad como es el deporte.
    Gracias Eduardo por permitirnos recordar epocas gloriosas no solo futbolisticas, sino que a traves de ello, revivir a una generacion que se formo bajo preceptos y valores que nos inculco nuestro Gran Maestro.
    Augusto Saavedra

    ResponderEliminar
  14. Que linda historia, no hay duda que el Galvez es parte de la historia del futbol Peruano. Soy chimbotano de nacimeinto, viví hasta los 9 años en El Carmen, recuerdo los partidos de la liga de chimbote entre Galvez vs Sipesa, Galvez vs Siderperú, Galvez vs La nueva generacion de Passuni ¡que tiempos! actualmente vivo en España como buen aficionado al futbol me hice de profesion de entrenador de futbol, siempre le sigo los pasos al Galvez ahora que esta en segunda, como club emblematico y bandera de Chimbote.

    No pierdo la esperanza de volver algun dia a mi querido Chimbote y me encantaria hacer algo por Chimbote fomentando el deporte por supuesto, soy padre de familia de un niño que nacio en españa siempre trato de inculcarle de mis origenes sobre todo de mi Chimbote.

    ResponderEliminar
  15. Amigo "Anónimo" (en España):
    Mucho te agradeceré me hagas llegar tu nombre para incluirlo junto a tu comentario. Me lo puedes hacer llegar via email. Este es mi correo: edquevedo@yahoo.com
    Mucho suerte por donde te encuentres, y te felicito por tan nobles aspiraciones.
    Un abrazo,
    Eduardo

    ResponderEliminar
  16. Estimado Eduardo:

    Sobre el señor Isaac Fulop conozco lo que muchos chimbotanos saben, pero con esta ilustración que has realizado -la cual debe haberte demandado bastante trabajo de recopilación de datos- no sólo es un homenaje a este ilustre personaje sino un aporte de la cultura de nuestro querido Chimbote. Una sola palabra hermano: FELICITACIONES.

    Sobre la posible contratación de Teófilo "el nene" Cubillas, pienso que has confundido los datos. Hasta donde sé -y lo recuerdo perfectamente- el gran jale del año iba a ser Víctor "Pitín" Zegarra, incluso se le hizo un precontrato, a la espera sólo que terminara su vínculo con Alianza Lima para formalizar su contrato con José Gálvez. Pero en ese lapso de tiempo hubo una campaña de la hinchada aliancista exigiendo retener a Pitín y evitar el maltrato a los ídolos aliancistas. Esta campaña dio sus frutos y los dirigentes aliancistas le hicieron un buen contrato a Pitín y éste se quedó en Alianza. Eran los años de los "negreros" (dirigentes aliancistas) que explotaban a los jugadores. No te olvides que lo mismo hicieron con Perico León, quien tuvo que emigrar al fútbol ecuatoriano. A los pocos años, vino Barcelona de Ecuador a jugar un amistoso con Alianza Lima. 4 a 1 fue el resultado a favor de los ecuatorianos con goles de Perico y el uruguayo Spencer. Recuerdo que el gran Perico no celebró sus goles sino lloró en el Estadio Nacional porque él, junto a Pitín, fueron los jugadores emblema de Alianza Lima por muchos años, incluso por encima del Nene.

    También se rumoreaba, en ese año, que Perico León venía al Gálvez, pero sólo fueron rumores. Lo de Pitín Zegarra sí fue verdad.
    Saludos
    Papi Sánchez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Papi:
      Muchas gracias por tus comentarios tan valiosos. En relación al "Nene" Teófilo Cubillas, te menciono que cuando estuve en el proceso de recopilación y verificación de datos para escribir el presente artículo me contacté con familiares de don Isaac Fulop para chequear este dato, y le hice llegar la pregunta al mismo Teófilo Cubillas. En ambos casos la respuesta fue afirmativa.

      Por el cariño y respeto que te tengo te haré llegar copia de los documentos que sustentan mi afirmación.
      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  17. El día de hoy se cumplen 80 años del nacimiento de Isaac Fulop. Gracias a Eduardo por haber rendido este homenaje hace un año, esperando tener la información necesaria antes de decidir que este sitio electrónico ya no publicaría artículos nuevos para darle paso al proyecto que ahora gozamos leer denominado "Confesiones de un Árbol".
    Siempre recordando a Isaac Fulop con cariño y admiración.

    ResponderEliminar
  18. Eduardo, el año 1973 el Unión Juventud adopta el nombre de Unión Juventud Cabo de Buena Esperanza quiere decir entonces que Fulop apoya al equipo verde limón también y conforma una gran escuadra con la base del equipo del Octavio Espinoza de Ica combinados con elementos locales. Hay una serie de ocurrencias como aquella en que le quitan 3 puntos al Unión Juventud y Sider Perú queda en primer lugar campeonando aquel año. La historia toma ribetes de intriga ya que los intereses políticos estaban enlazados con los intereses deportivos. Fulop cae estrepitósamente y SIDER PERÚ se convierte en una empresa estratégica e influyente. ¿No habrá habido ingerencia del poder político en aquella pérdida de puntos del Unión Juventud-Cabo de Buena Esperanza? lo dejamos para que tus seguidores saquen conclusiones. Un abrazo Eduardo.

    ResponderEliminar
  19. Buenas Tardes

    Conoci a los Sres. Isaac Fulop y Sra. Pocha Gallegos, buenas personas, actualmente me comunico con la Sra. Pocha Gallegos.
    Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado señor Anónimo, siempre recomendamos a los lectores incluir su nombre cada vez que envían un comentario.
      Gracias.

      Eliminar
  20. Buenas noches, quisiera contactarme con Glayds, ella es una muy buena amiga pero no se nada hace muchisimos años. Me podrias dar su celular? - Doctora Vigil de Prado

    ResponderEliminar