07 julio, 2010

GERMÁN "PAPI" OSTOLAZA OSTOLAZA


Estimado Lector:
El Martes 11 de Enero del 2011, en la ciudad de Chimbote-Perú, por encargo nuestro, mi buen amigo Miguel Koo Chía entrevistó a Germán “Papi” Ostolaza Ostolaza. El propósito fue escribir una breve nota biográfica del entrevistado, e incluirla en nuestra galería “Jugadores que Hicieron Historia”. A continuación reproducimos una síntesis de la indicada entrevista, y al final de este escrito se adjunta la grabación completa de la entrevista.
El Editor

GERMÁN “PAPI” OSTOLAZA OSTOLAZA
¡De una Estirpe de Deportistas
... Un Gran Capitán Galvista!

1971: Estadio Nacional de Lima-Perú
(Cortesía de Miguel Koo Chía)

Germán “Papi” Ostolaza Ostolaza, nació el 11 de Septiembre de 1940 en el distrito de Santa, Provincia del Santa, Ancash. Fueron sus padres, don Germán Ostolaza y doña Cira Ostolaza.

“Papi” Ostolaza ha tenido un total de ocho hermanos. Siendo ampliamente conocidos en el ambiente del deporte su hermano Guillermo (“Tato”), quien fuera su compañero de equipo en el José Gálvez FBC; y su hermana Maruja, una destacada jugadora de la Selección Peruana de Voleibol de los años '70, distinguida con los laureles deportivos, y quien actualmente se desempeña como entrenadora especializada en esta misma disciplina deportiva.

1960: Foto Carnet. Liga del Santa,
Chimbote -20 Años de Edad-
(Cortesía de Miguel Koo Chía)

El joven Germán Ostolaza realizó sus estudios primarios en la escuela Nº 317 (hoy “Artemio Del Solar Icochea”) del distrito de Santa. Y estudió la secundaria en los colegios Antonio Raimondi y San Pedro de Chimbote.

Contrajo matrimonio el 20 de Julio de 1973 con doña Rosa María Sparrow Robles, teniendo dos hijas: Erika y Gabriela.

Aparte de su carrera como futbolista, “Papi” Ostolaza trabajó hasta 1973 como empleado del Seguro Social Obrero de Chimbote (actual ESSALUD), luego trabajó en la empresa SIDERPERÚ y, entre otras dependencias, también prestó servicios como Jefe del Instituto Peruano del Deporte de Chimbote, desde donde impulsó un prolífico trabajo multidisciplinario en favor del deporte chimbotano.

Hacia 1959, Papi Ostolaza tenía 18 años de edad, y tanto él como su hermano “Tato” jugaban en la Liga de Chimbote por el Deportivo San Juan (de la colonia pallasquina), equipo que tenía como presidente a don Manuel Torres Vásquez.

1959:  Junto  a  consagradas  estrellas  del  Club 
Manuel Rivera (el primero de la fila de hincados)

Un buen día de 1959, el “Chino” Manuel Rivera Sánchez vio jugar a los hermanos Ostolaza en chimbote, y fue a Santa para hablar con la familia de los dos jóvenes deportistas, y ese mismo año los incorporó para jugar por el Club Manuel Rivera.

Desde entonces, “Papi” Ostolaza jugó toda su vida por el Gálvez (antes denominado Club Manuel Rivera), con excepción de dos años (durante la década del sesenta), cuando la Liga de Chimbote fue castigada y desafiliada de la Federación Peruana de Futbol. Durante esos dos años tanto “Papi” como “Tato” juegan por el Atlético Trujillano de Trujillo.

En 1972, “Papi” Ostolaza se retiró oficialmente del Gálvez. Y vuelve en 1974 para un partido oficial de despedida contra el Deportivo SIDERPERÚ, siendo presidente del Gálvez en ese entonces don Walter Gozzer Pizarro.


1960: Ficha de Inscripción. Liga del Santa,
Chimbote -20 Años de Edad-
(Cortesía de Miguel Koo Chía)

Preguntado “Papi” Ostolaza por un recuerdo inolvidable con la casaquilla galvista. La respuesta fue clara: El ingreso al futbol profesional en 1971.
Las preguntas continúan:

¿Un recuerdo duro con la misma casaquilla? La derrota por 5 goles a 1 en el debut en la Gran Final de la Copa Perú de 1971. “Sentí tanta vergüenza deportiva que me quise regresar a Chimbote ese mismo día”, manifiesta.

¿Quién fue el delantero más difícil que le tocó marcar? Pedro Perico León. ¿Por qué? “Era rápido, dúctil y tenía un juego aéreo espectacular”.

¿A cuál de tus entrenadores admiraste más, o aprendiste más de ellos? Don Carlos Aparicio Cuadros, ¿Por qué? “Porque con él se podía conversar bastante”.

1970: Estadio Vivero Forestal
Chimbote-Perú
(Cortesía de Miguel Koo Chía)

¿Alguna anécdota de su trayectoria deportiva?

En 1968 viajando en un avión Faucett a Huánuco, “Papi” iba sentado al lado del “Macero” (vendedor de carne Víctor Chávez). Hay un momento que a Víctor se le cae su periódico e insistía en que “Papi” se lo juntara. Una vez en Huánuco, “Papi” le pregunta al “Macero” porqué no pudo él mismo recoger su periódico. La respuesta de Víctor Chávez fue, “si yo me agachaba, se caía el avión”. Obviamente, esta anécdota corresponde a los días cuando no había mucha experiencia viajando en avión.

¿Otra anécdota? La respuesta fluye:

“Estando recién casado (1973), yo vivía en el centro de Chimbote. Un día de esos, como a las 7 de la noche, mi esposa me manda a la farmacia a comprar algo. En la Av. Bolognesi me encuentro con don Carlos Aparicio y Manuel ‘Lechuza’ Arellano, este último tenía un restaurante en la Plazuela de Pescadores (Huanchaquito), y acá entramos a tomarnos un café, nada de tragos, y conversamos y conversamos. Cuando me di cuenta eran las 5 de la mañana. Imagínate cuando llegué a mi casa, ¡una bronca con mi mujer! ...”

¿Un mensaje a las nuevas generaciones?

“Al pueblo chimbotano y a las generaciones que vienen, y a las que están hoy día, que vayan al estadio ... Yo soy hincha del Gálvez y yo voy al estadio, y más aún, yo pago mi entrada, porque al pagar mi entrada estoy colaborando con el equipo. ¡Y el Gálvez es un sentimiento!”.

1974: Partido Oficial de Despedida. Estadio Vivero Forestal
Chimbote-Perú (el último de la fila de Parados)



Audio Completo de la Entrevista



NOTA:
Si deseas dejar un  comentario ten en cuenta lo siguiente: debajo del recuadro para los comentarios aparece una opción que dice “comentar como”. Acá sólo debes seleccionar la opción que dice “nombre” y en este recuadro escribe tu nombre (Deja el recuadro URL en blanco) Si todo esto te parece muy complicado, entonces escribe tu comentario en un e-mail y envíalo a: edquevedo@yahoo.com

Los comentarios van primero al Editor, antes de ser publicados.

14 comentarios:

  1. Rolando Lucio Roque13 de febrero de 2011, 07:47

    Estimado Eduardo:
    Otro acierto extraordinario, esta entrevista de un caballero del deporte, Germán Ostolaza, no solo fue un brillante central, sino un elegante del balón; recuerdo que de niño, estuve viendo la carrera de autos del Nor-peruano, de pronto en el balcón del chalet de los Ostolaza, (que estaba frente al Vivero), aparecieron los hermanos junto a Luces, la gente dejó de mirar a la carretera, para contemplar a los futbolistas, fue impresionante.
    El gesto de Miguel Koo, también es digno de elogio, sabido es su entrega por el futbol de nuestra ciudad, por ello la entrevista se nutre y enriquece, de allí el desvelar de nuevas anécdotas y también las aclaraciones del entrevistado; Eduardo, una vez mas mi gratitud por traernos la verdad desde la fuente misma de quienes realizaron la historia.
    Solo una pequeño agregado, en el segundo quinquenio de los '80, razones laborales nos impulsaron a colaborar con el Deportivo Siderperú, lo hicimos con férrea entrega, ahora sabemos porqué ganaba el Gálvez, el bueno de Papi, iba a los partidos de práctica y llevaba todos los datos al entrenador de la franja, todo un espía chimbotano.
    Un abrazo y a continuar con esta gran obra.
    Motta.

    ResponderEliminar
  2. Rolando:
    Muchas gracias por tu comentario ¡Y te escuchaste toda la entrevista!
    Yo también recuerdo ese Nor-Peruano, y me acuerdo de "Clemente Confianza" (Clemente Torres) gran corredor de autos representando a Chimbote. Recuerdo que nos apostábamos por los cerros de Coishco con la esperanza de que los corredores bajaran la velocidad, y podamos verlos "más despacio".
    "Papi Ostolaza" es un referente en el deporte chimbotano, y un ejemplo permanente para las nuevas generaciones.
    Gracias Rolando "por tu sintonía"
    Eduardo

    ResponderEliminar
  3. Papi, siempre fuè un caballero, dentro y fuera de la cancha, ojala asì fueran las nuevas generaciones. Un saludo y un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Estimado Eduardo.
    Desde que me escribiste la primera vez para explicarme el proyecto de tu blog, no dudé en apoyarte, porque consideré que se trataba de un trabajo serio y concienzudo, capaz de rescatar los acontecimientos y hechos que marcaron la historia del denominado Equipo del Pueblo.
    Tu artículo "Mi Primera Visita al Estadio" en 1968 me "marcó" de alguna manera, porque sentí una enorme carga emocional en la descripción que hacías en "La Ruta de las Naranjas", de allí que, yo mismo una mañana me di el tiempo de hacer el recorrido en auto y proyectarme en el tiempo de cómo fue avanzando ese triciclo por las calles y lugares que detallaras en tu crónica.
    Igual, sentí la curiosidad de conocer "La Escuelita" y los lugares que rodean el populoso barrio de San Isidro, lugar que frecuentaba de niño para ver las películas de Santo y Blue Demón en el antiguo cine de tu calle.
    Esta entrevista a don Germán Ostolaza, por encargo tuyo, la realicé con el mayor de los agrados, pues me une una amistad de casi 20 años con "Papi", con quien tuve el privilegio de laborar administrativamente los años 2008 y 2009 en el Club José Gálvez FBC. Se trata de un caballero a carta cabal.
    Gracias por el detalle de mencionarme en esta crónica y gracias también al amigo Motta por su generoso comentario y su agudeza de darse cuenta porque Siderperú muy pocas veces le ganó a Gálvez los históricos clásicos chimbotanos de los 70' y 80. El buen "Papi" se jugaba su partido aparte por la franja. El "bobo" podía más que la "chamba" jajajajaja.
    Espero seguir apoyándote en lo que requieras.
    Un abrazo
    MIGUEL A. KOO CHIA

    ResponderEliminar
  5. Estimado Miguel:
    He leido tu comentario con especial regocijo. Tu apoyo a este proyecto viene siendo fundamental. El hecho de que tu nombre aparece en tantas páginas de este Rincón de los recuerdos, me releva de mayores comentarios. Gracias otra vez y mucha suerte.
    Eduardo

    ResponderEliminar
  6. Estimado Eduardo,
    Gracias por este lindo artículo sobre mi papá, una vez mas me alegra y enorgullece enormemente saber que mi papá es considerado como un jugador que hizo historia pues no solo fue un caballero en la cancha si no que lo sigue siendo fuera de ella, lamentablemente yo nunca lo vi jugar con la camiseta del José Gálvez en aquella época, pero para mi el siempre será el mejor back central que vistió la camiseta Galvista.... una vez mas me siento súper orgullosa de ser su hija... hoy mi papi es feliz de tener un nieto de 5 años al que le gusta el futbol tanto como a el y quiera Dios que en el futuro mi hijo sea tan bueno como su abuelo pues el deporte y el futbol lo lleva en la sangre. Gracias por publicar por este medio la historia de mi papi....nuevamente muchas gracias.
    Erika Ostolaza

    ResponderEliminar
  7. Erika:
    Compartimos tu alegría y orgullo por el buen "Papi". Gracias por escribir, y cuida a ese pequeño ... parece que el Gálvez lo va a necesitar pronto!!
    Eduardo

    ResponderEliminar
  8. EL TROVADOR DEL NORTE26 de febrero de 2011, 19:23

    Nota muy emotiva la realizada por nuestro amigo Miguel Koo Chia al capitán galvista GERMÁN "PAPI" OSTOLAZA. Efectivamente, el debut del equipo en la final de la Copa Perú fue conmovedor. El "Cheba" Mantilla (conocido también como "El Sordo"), lucía tenso en su arco. Recuerdo que al producirse el tercer gol, "Cheba" se cubrio de lágrimas y "PAPI" inmediatamente se acerco a darle ánimo. Era otro tiempo, los jugadores si sentían la camiseta de verdad. Y los hinchas eran otros también.
    Es bueno recordar que en la finalísima de la Copa Perú estuvieron en tribuna personajes ilustres de Chimbote como LA CATEDRAL DEL FRESCO Y LA MAZAMORRA, don MANUEL AGUILAR "LA BANDIDA" y el omnipresente LORENZO CASTILLO BERNABÉ, "RIQUITO", quien en el duelo de vendedores le gano con sus budines al famoso manicero "CUCARACHA", en la tribuna norte del Estadio Nacional.
    En la hinchada chimbotana de los años 60 los únicos malogrados en las "tribunas" eran los borrachos. El lumpen y otros vagos eran totalmente indiferentes al futbol y al estadio del Vivero Forestal. El único lumpen que se acercaba por el estadio era EDUARDO SHULTZ TERRUEL, el prontuariado "TARRATA". No pagaba entrada y cuando la policía inquiría a los boleteros acerca del porqué no pagaba su entrada, estos respondían......"ah, es un dirigiente deportivo".
    Ahora con el cuento de barra brava, se filtran toda clase de sabandijas que comenten un sin fin de fechorías, santificados por los propios dirigientes deportivos y la policía.
    PAPI OSTOLAZA en la parte final de la entrevista dice que paga su entrada, eso es lo que hacemos todos los buenos aficionados al futbol, porque como dice el actor y escritor Aldo Miyashiro: ".....EN EL FUTBOL, EL ÚNICO ESTAMENTO PURO ES EL HINCHA".
    Hasta la próxima,
    El Trovador del Norte

    ResponderEliminar
  9. Miguel A. Koo Chía28 de febrero de 2011, 17:08

    Eduardo:
    En una parte de la entrevista le pido a “Papi” que nos cuente una anécdota dentro de sus 14 años de carrera deportiva. Me responde: “Anécdotas hay bastantes, yo tengo una que siempre la cuento, pero esta vez no la voy a contar”. Para que no se queden con la “miel en los labios” la contaré yo, tal como me la narró “off the record” (sin grabadora).
    Un domingo de 1968, el equipo de la franja roja jugaba en el Estadio Vivero Forestal de Chimbote por la clasificación de la Zona Norte “B” de la Copa Perú, enfrentado al Carlos A. Mannucci de Trujillo. El técnico recién contratado para dirigir estos dos partidos finales de ida y vuelta contra Manucci era don Carlos Aparicio.
    Antes de empezar el partido, don Carlos Aparicio ingresa al camarín y les hace una recomendación importante a todos los jugadores: “Muchachos, no quiero que en adelante se pongan ni rodilleras, ni vendas en las piernas porque eso evidencia que allí les duele y el rival les va a pegar más en esa zona”
    No pasó ni cinco minutos y el jugador Julio César Muñoz Vásquez, más conocido como “el Ñato Muñoz” se coloca un vendaje impresionante en la pierna izquierda. Por lo que el técnico de inmediato le recrimina: - ¡¡Oiga Muñoz!! ¿Ud. es sordo o no a entendido que no se debe colocar la venda para que el rival no le golpee esa pierna?
    Recibiendo la réplica inmediata del “Ñato”: “Profe, no se enoje. Lo que pasa que la venda me la he puesto en la pierna que no me duele… es para engañar al enemigo”
    Don Carlos Aparicio (viejo zorro del fútbol) se quedó de una pieza y dijo: – “Pu…. me cag.. este hu…….” provocando la hilaridad y carcajadas de todo el plantel y los presentes.
    Un abrazo,
    Miguel

    ResponderEliminar
  10. Amigos lectores:
    Yo estoy seguro que ustedes están disfrutando los comentarios tanto como yo. Muchas gracias al Trovador del Norte y a Miguel por tan sabrosos (...y picantes) aportes.
    Eduardo

    ResponderEliminar
  11. EN NAVIDAD  estuve en CHIMBOTE, la entrevista a PAPI  OSTOLAZA, el GRAN CAPITAN volvió mi mente a los 70 y de saber que PAPI siempre esta ayudando en el deporte. Los hermanos OSTOLAZA, TATO Y MARUJA siempre sudaron la camiseta. Ahora no se  ven deportistas como los de antes en la seleccion. Gracias por todo el trabajo que estas haciendo FELICITACIONES  GRACIAS.
    Augusto Toribio

    ResponderEliminar
  12. BUEN TRABAJO la entrevista de PAPI OSTOLAZA.
    Augusto

    ResponderEliminar
  13. Anónimo

    Hola tios Maruja, Papi, Tato y Coco siempre los tengo presente y buscando encontrar en internet alguna noticia de uds. deportistan innatos entregados los quiero mucho. Soy hija de Oscar tu primo, siempre recuerdo que cuando niña mi papá nos llevaba al aeropuerto a recogerte despues de una maravillosa presentación de la selección. Felicidades, los amo.

    ResponderEliminar
  14. Un excelente jugador y persona tambien, no tengo el gusto de conocerte pero por referencias de mi padre jorge ostolaza mondragon te guardo un gran respeto y admiro.
    DIANA

    ResponderEliminar